Beincrypto Gamefi

GameFi, ¿a quién no le gusta ganar dinero mientras se divierte?

Fuente: BeInCrypto (escrita por Pablo Monti)

Las industrias de los videojuegos y de la blockchain tienen muchos puntos en común y caminos que se entrecruzan. Tal es así que, de alguna manera, de la unión de ambos mundos nació lo que se denomina GameFi, gamificación de las finanzas o juegos con ganancia financiera.

La industria de los videojuegos ha transitado distintos modelos hasta llegar por primera vez a uno en el que el jugador puede tener ganancias a partir del tiempo que pasa jugando. Son además sectores e industrias que han logrado crear grandes comunidades a su alrededor, algo muy valioso para inversores y marcas comerciales. En definitiva, el gran objetivo de GameFi es brindarle una experiencia única a los usuarios.

Hablamos de GameFi cuando se unen los juegos (“game”) y las finanzas (“finance”) en un producto que concentra a las finanzas descentralizadas (DeFi), la gamificación y el llamado Play-to-Earn o P2E, traducible como jugar para ganar. El concepto de metaverso, en menor medida, también suele ser parte del mundo GameFi.

Los juegos GameFi tienen como diferencial el darle una ganancia al jugador. Esto suele ocurrir a través de NFTs dentro del juego, que se obtienen a partir de realizar diferentes tareas y desafíos o cumplir distintos objetivos. Estos NFTs pueden ser desde elementos propios del juego (avatares, skins, armas, etc) hasta tokens o criptomonedasTodo esto abre la puerta a una economía dentro del juego, ya que esos activos pueden ser vendidos a otros jugadores o bien por otras criptomonedas y hasta moneda fiat.

El GameFi ofrece de esta manera un incentivo económico al jugador y es a través de la blockchain que esos activos que tienen los jugadores se validan tanto en su veracidad como en su propiedad. Incluso, muchos de los tokens propios de los juegos terminan comercializándose en exchanges, como sucede con GameFi Shiba o GAMEE en BingX, entre otros. Una plataforma que une todos estos elementos (tokenización, comunidad, avatares, metaverso, etc) es FITCHIN, que tiene como advisor nada menos que a Sergio “Kun” Agüero, el ex futbolista y hoy empresario de los esports. FITCHIN tiene como partners a los clubes de esports Giants de España y KRÜ Esports, Leviatán y Furious de Argentina y está lanzando la membresía Socios Fundadores para los seguidores de estos clubes.

Algo interesante del mundo GameFi es que cada juego decide qué hacer con sus tokens. Algunos lanzan tokens de utilidad para las transacciones que se realizan dentro del juego. Otros emiten tokens de gobernanza, que buscan la descentralización a través de las decisiones que se toman por parte de quienes tienen esos tokens de gobernanza, representados generalmente por una DAO (Organismo Autónomo Descentralizado).

Para comenzar con GameFi solo hace falta tener una billetera criptográfica, generalmente MetaMask, Trust Wallet, Phantom o Torus, entre otras. Otro requisito puede ser, en algunos juegos, una primera inversión por parte del jugador. Si bien esto entra en conflicto con el concepto de Play-to-Earn, es verdad que la potencialidad de estos juegos hace que esa inversión sea recuperada e incluso superada en la mayoría de los casos.

Como todo en el mundo blockchain, hay que prestar atención a los problemas y desafíos que tiene el GameFi. Si hay gente que todavía es escéptica respecto de blockchain y criptomonedas, qué hay que decir de GameFi. Todavía queda mucho camino en términos de educación y adopción y la seguridad es también un gran tema en GameFital como ocurrió con Axie Infinity -quizás el juego GameFi más popular del mundo- que sufrió un hackeo de 600 millones de dólares.

Tracy Spaight, veterano de la industria del juego, declaró:

“Hay muchos esquemas Ponzi, esquemas piramidales, rugpulls y estafas. Este espacio necesita madurar para que podamos ir más allá y hacer una construcción más real. La promesa es enorme, pero se debe construir bases sólidas”.

Además, Spaight también señaló otro problema del estado actual de la industria GameFi, que es la simplicidad y monotonía de los juegos. Si bien cree que el tiempo mejorará, a partir de ahora, los juegos pueden volverse muy tediosos, laboriosos o simplemente aburridos con bastante rapidez.

Si hablamos de números, la compañía Morgan Stanley espera ingresos por 56 mil millones de dólares para 2030 relacionados a los NFT de lujo. Otra empresa, Grayscale, fue más allá y determinó que para 2025 el metaverso y el GameFi podrían llegar a los 400 mil millones de dólares combinados. Por último, la plataforma DappRadar cuenta con nada menos que 2.100 juegos basados en blockchain listados.

El GameFi lleva tiempo entre nosotros, pero sufre de los mismos pesares que las criptomonedas y la blockchain en general en términos de desconocimiento por parte del público masivo y desconfianza. Si a eso le sumamos los problemas que ya tuvo y que, por ahora, la mayoría de los títulos tienen a aburrir; estamos ante un panorama que plantea una incertidumbre y un potencial enormes. El GameFi tiene todo para tomar el lugar del gaming tradicional cuando los títulos AAA y la blockchain encuentren su mejor manera de relacionarse. A fin de cuentas, ¿a quién no le gusta ganar dinero mientras se divierte?

disclaimer-cripto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *